Últimos temas
» Estado del personaje
Sáb Sep 10, 2016 2:26 pm por Momo Kisaragi

» Aigoo Seoul (Afiliación Normal)
Dom Ene 25, 2015 6:01 am por Invitado

» ЯЭFLЭCTЭĐ ĐIΠЭИSIΦИS [Afiliación Élite] {Cambio de botones}
Dom Nov 30, 2014 10:18 am por Invitado

» ~Hatayama Mitsuki ID~ {En construcción.}
Dom Sep 07, 2014 4:21 pm por Hatayama Mitsuki

» Reglas Generales.
Dom Sep 07, 2014 12:24 pm por Hatayama Mitsuki

»  [私は立つ] Y aquí estoy, y aquí me quedo.
Dom Jul 27, 2014 3:23 pm por Inori

» ¡Hey! ¡Hay que revivir esto!
Vie Jul 18, 2014 12:44 am por Shintaro

» Lista de Cannons y Reglas para casting
Miér Jul 16, 2014 8:26 pm por Momo Kisaragi

» Mekakushi City (Days and Records)
Mar Jul 08, 2014 6:26 am por Inori

Compañeros
dd
Afiliados
Elite
Créditos
El skin css , html ha sido diseñado exclusivamente para Star Kagerou Project por Momo Kisaragi. Te pedimos que seas original y no tomes ningún código expuesto en este foro , ni información de ficha o post. La imágenes presentes en este foro y editas provienen de Zerochan.net , por lo cual damos créditos a sus dibujantes que nos permiten usar sus maravillosas creaciones. Agradecemos especialmente a Sylver por la donación de subforo, gracias hermosa. Antes de que intentes robar algún código , te decimos que nosotros no tenemos problemas en seder algún código sin problemas del skin , pero no el skin completo.

Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Reglas Generales.

Vie Abr 11, 2014 5:07 pm por The Boss


{ fucking rules, to sign }





Respeto

-No insultarse entre ussers , si van a discutir con tono alto de lenguaje háganlo en otro sitio como facebook o skype.

-Exigimos respeto y buenas formas entre todos los usuarios. Si alguien no te cae bien, es preferible que lo discutas a solas con esta persona, o hablar con un moderador si es un problema serio.

-Las peleas entre Rol's esta permitida, …


Comentarios: 33

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves


Intromisión en la casa del amo (Ene)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Intromisión en la casa del amo (Ene)

Mensaje por Kano Shuuya el Miér Abr 16, 2014 4:49 pm

No era buena idea. No debía hacer eso, siempre abusaba de sus poderes, siempre acababa haciendo cosas que no eran lo que se dicen correctas, porque sentía como si hubiera una especie de monstruo que le indicara que debía seguir actuando de esa forma, sin embargo a pesar de todo el tiempo transcurrido no había cambiado, las cosas continuaban igual o incluso estaban peor. Era algo a lo que ya se había acostumbrado, aunque nunca había llegado al extremo de adquirir el aspecto de Shintaro, sin embargo, era por una buena causa.

El rubio no tenía su apariencia para nada, se veía como aquel joven hikkikomori virgen y adicto a la soda. Entró en la casa de este mientras, por algún motivo del precioso destino había abandonado el verdadero Shintaro su hogar. Era una oportunidad única en la vida, aquel joven siempre estaba encerrado en casa como si la luz solar o el aire puro fuera a derretirlo o quemarlo y convertirlo en cenizas.

Su rostro denotaba indiferencia, cansancio, hastío. ¡Debía asemejarse a un chico que pareciera que no tuviera sangre en las venas! Mientras en su interior tenia una gran sensación de nerviosismo , de expectación y pura excitación por poder colarse en su habitación al menos en un período corto de tiempo. Pensaba maquinar algún plan malvado y cruel, algo como... dejar sus sodas fuera de la nevera y removerlas, o colar dentro de algunas de las pequeñas botellas de plástico algún débil laxante. ¡Entonces si que no saldría de su casa pero por un buen motivo! No es como si odiara a Shintaro ni nada parecido.... Oh, mentir se estaba volviendo una mala costumbre.

Cuando entro sus ojos analizaron la habitación, nada parecía especial, una habitación de un joven de su edad, aunque tampoco se podía decir que fuera muy pulcro y ordenado, cabría añadir. De pronto, su mirada se clavó en el ordenador. ¡Oh maldición! Estaba encendido, eso quería decir que seguramente estaría Ene ahí esperando a su “amo” que en apariencia era ahora mismo el rubio. Maldición. Debia actuar como ese idiota sino quería ser descubierto, aunque comenzó a sopesar las posibilidades que se le aparecieron por la cabeza. ¿Ene sería una aliada o una enemiga en su misión? Podía ayudar a maquinar alguna de sus ideas, pero quizás se pusiera de parte de Shintaro y se chivara de sus malvados planes.

¿Confiar o no en ella?
Ciertamente Ene solía bromear mucho con el moreno, pero eso no quería decir que no lo apreciara, era evidente, se preocupaba por él, y... ¡Argh! Le enfermaba esa actitud hacia Shintaro. No era como si le odiara.....Se volvió a mentir a si mismo.

-Buenas, Ene – saludó alzando lentamente la mano, intentando actuar como su amo, calmado, relajado, cansado, y sobretodo indiferente. ¿Notaría la diferencia? Un nudo en la garganta le impedía poder añadir cualquier otra palabra. Esperaba la reacción de esta impaciente, para ver, si de mayor quizás podría dedicarse al mundo del espectáculo como actor. Oye, era una buena idea.

Dependiendo de la próxima reacción, debería decidir si descubrir o no su identidad.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 30/01/2014
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intromisión en la casa del amo (Ene)

Mensaje por Takane Enomoto el Vie Abr 18, 2014 3:25 pm

Impotencia, el peor sentimiento que alguien puede sentir, aún así ya estaba acostumbrada al hecho de no poder lograr todo lo que te propones, pero nunca se daba por vencida ¿acaso tenía sentido hacerlo? Solo tenía que usar lo que estaba a su alcance para concretar los actos, eso era lo que hacía y por el momento le había sido útil, quería divertirse, lo que no estaba mal después de todo, distraerse al grado de molestar a alguien más… A Shintaro. Así es, una buena broma era lo que necesitaba para mantener su buen humor pero justamente el amo había salido no solo de su habitación, si no que de su casa, lo que en realidad era muy extraño y como era de esperarse dejó al pequeño virus para que cuidase su habitación.

Humm~ dejó escapar un suspiro mientras reposaba en la pantalla del ordenador, pensaba en qué podría gastar el tiempo en lo que volvía el dueño de la computadora, suponiendo que pasaría un buen rato hasta que eso ocurriese, eran muchas cosas las que podía hacer pero decidió centrarse en gastarle una buena broma ya que había pasado tiempo en que no lo hacía, últimamente solo se había dedicado a molestarlo y ya era hora de llegar a algo más ¿pero algo como qué? de la infinidad de bromas que pasaban por su cabeza llegó una en especial, puede ser más divertido de lo que esperaba así que tenía que intentarlo: crearle una cuenta en un sitio de citas gay Kfufufu~ rió de una forma malvada y traviesa a la vez, era una excelente idea, valdría la pena ver el desenlace, esa era la mejor parte de todas ‘su reacción’ realmente la esperaba con ansias así que ¡manos a la obra!

Extendió su brazo y comenzó a escribir en la ventana de navegación ‘sitio de…’ pero un golpe de mala suerte llegó a ella, la puerta de la habitación comenzó a abrirse y entre la exaltación de la situación, cerró rápidamente la ventana y se volteó para darle la bienvenida al hikkikomori, aún con la piel erizada y forzando una sonrisa algo nerviosa, intentó que las palabras salieran normalmente de su boca aunque no lo logró por completo, comenzó a titubear – Bu-buenas amo, veo q-que llegas temprano, n-no es que haya estado hurgando en tus cosas ni nada de eso… jejeje –  soltó una risa nerviosa, dijo algo que no debía…

Su broma no había alcanzado a concluir, era una lástima.

Logró volver en sí más rápido de lo que esperaba y luego de pensar en lo que dijo se dio cuenta de que en realidad era demasiado pronto para que volviera, solo habían pasado unos minutos desde que salió ¿era en realidad a quién esperaba? además de que le llamó mucho la atención su actitud, había algo diferente en él, estaba muy silencioso, pero al observar fuera de la pantalla no vio más que al debilucho chico de pelo negro, si no es él ¿Quién podría ser igual a él? , si no es él ¿puede ayudarme a llevar una broma más allá de esta pantalla?, debía tener cuidado, podría ser solo su imaginación pero si no es así, esto sería una buena oportunidad para dejar la impotencia de lado. Ladeó su cabeza y comenzó a examinar la situación, debía ser muy cautelosa pero ¿cómo saber si es o no su maestro?


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 05/02/2014
Localización : Chile
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intromisión en la casa del amo (Ene)

Mensaje por Kano Shuuya el Vie Abr 18, 2014 4:12 pm

Demonios, actuaba muy raro, le había descubierto. ¿Pero cómo? Maldición, ¿y ahora qué? Aquel virus era sin duda muy astuta, a pesar de haber mantenido su aspecto y haber fingido una actitud semejante a la de él no obtuvo el resultado esperado. ¿Qué debía hacer? Titubeó unos segundos hasta que de pronto comenzó a andar lentamente, casi arrastrando los pies hasta llegar a la cama del moreno y tumbarse mirando el techo. Comenzó a ponderar las consecuencias que podría acarrear el desvelarse y el no hacerlo.

Sus ojos oscuros azabache miraron de reojo la pantalla a aquella pequeña figura femenina de color azulado. Estaba haciendo algo malo a Shintaro, de eso no cabía duda, Ene era astuta, pero en lo que se refiere a guardar secretos o ser discreta no destacaba, era demasiado expresiva, abierta, sincera. Quizás le diera algo de envidia. Se levantó de pronto, de un salto y una sonrisa de lado cruzó su rostro. Sería una buena aliada, y quizás algunas de sus ideas podían requerir de su ayuda.

Repentinamente aquellos ojos oscuros, profundos y cansados cambiaron a una leve tonalidad roja, hasta finalmente adquirir un tono dorado y unos rasgos felinos. Su ropa volvió a convertirse en su tipica sudadera negra y camisa naranja, y así tener la apariencia que solía tener, es decir, la suya propia. Se descubrió ante ella y dio una leve reverencia con una mirada traviesa, juguetona, con una sonrisa de oreja a oreja, maliciosa y con un cierto toque de arrogancia.

Deberías llamarme a mi también amo de vez en cuando, suena bien cuando lo dices en voz alta-indicó con unos notorios aires de superioridad en sus palabras y comenzó el paso en dirección al ordenador.

Posicionó la mano sobre el ratón y la miro fijamente, sabía que había estado trasteando algo, así que descubriría lo que es. Había entrado sin previo aviso, por lo que fuera lo que había hecho no le habria dado tiempo a borrarlo. Colocó los dedos sobre el teclado y busco el historial. Oh demonios , no había nada, menuda lastima.

-No sé que estarías haciendo, pero, creo que quizás pueda ayudarte, si quieres-susurró con un cierto toque divertido, y sus labios dibujaron una sonrisa más infantil, inocente, y totalmente fingida- vine para gastarle alguna broma, siempre es divertido molestar a Shintaro, en eso tu y yo coincidimos-su voz ya no era la de Shintaro, por lo que al hablar sonaban las palabras con un ritmo mucho más animado y energético.

Si tenía la colaboración de Ene, podría atacar a Shintaro desde la red, buscando fotos comprometidas, y básicamente todo tipo de diabluras que son tachadas comúnmente en la red como “trolleo”, cosa en la que, admirablemente solía destacar. A pesar de todas las ideas cada vez más macabras que surgían por su cabeza su mirada se volvió apacible, y cómplice. Siempre era bueno tener su apoyo en estos asuntos.

-¿Quieres ser mi aliada, Ene-chan?


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 30/01/2014
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intromisión en la casa del amo (Ene)

Mensaje por Takane Enomoto el Sáb Abr 19, 2014 4:51 pm

Por más que lo veía no podía pensar en otra cosa: ¿quién era?  Con mucha cautela observó cada movimiento del supuesto ‘Shintaro’ intentando descubrir quién estaba detrás de todo esto, pero no veía nada fuera de lo común – Rayos… enserio, o es que es un excelente actor o solo mi cabeza me está jugando una broma – siguió observando sus actos hasta… ¡¿pero qué?! e-esa sonrisa… aunque ya era algo tarde para darse cuenta de los hechos, el chico comenzó a cambiar, sorprendiendo a la ciber chica – ¡¿Ka-Kano?! – no podía creerlo, aquel que casi la mata de un susto al tomarla desprevenida en sus ‘cosas’ era nada más y nada menos que aquel chico travieso del Mekakushi dan, quien se encontraba haciendo una reverencia frente a ella.

Kfufufu~ tendrás que ganarte el derecho a que te llame amo si es que así lo quieres – dijo con un tono arrogante y alegre, posicionándose una gran sonrisa en su boca, lo que de un momento a otro cambió al ver que el chico se aproximaba hacia ella y comenzaba a hurgar en la computadora de su maestro, en realidad no le dio mucha importancia hasta recordar que había dejado la pestaña minimizada en dónde decía ‘sitio de citas…’ lo que la exaltó e intentó, de la manera menos sospechosa, borrarla ¿lo consiguió? No pudo saberlo ya que no había indicios que dijeran lo contrario. ¡¿si lo ve quizá qué cosas pensaría de ella?! Esta era una de las típicas situaciones en donde las excusas no tendrían valor alguno ‘los malentendidos’ ¿‘Quizá es una de esas chicas desesperadas que buscan novio en cualquier parte’ o ‘una patética existencia dentro de una computadora que se siente muy sola’?  nunca había llegado a conocer muy bien al chico rubio para saber que cosas pasaban por su mente pero no quería que la imagen formada sobre ella se desmoronara en unos instantes, y así con los nervios de punta llegaron imágenes que la liberaron completamente – salvada – el alivio recorrió todo su cuerpo, el historial estaba vacío.

Nuevamente se volvió a sorprender por lo que escuchó ‘en realidad este chico está lleno de sorpresas’ pensó, ¡pero claro! Por qué otra razón estaría allí si no fuera por gastarle una broma a Shintaro, ahora todas las piezas encajaban, en sí, no había razón alguna para desconfiar de su propósito – es cierto, en eso coincidimos Kano, sería divertido aliarme contigo – dijo con una gran y honesta sonrisa, aunque a la vez había un tono algo macabro en su voz.

Era cierto, si tenía su ayuda podría hacer cosas que en su situación actual no se le permitía, ¿continuar la broma? Eso no es nada a lo que ahora pasaba por su mente, quería algo más, esta era una oportunidad que rara vez se volvería a dar, era única. Y así una lluvia de ideas comenzó a recorrer su pequeña pero eficiente cabeza y con una aterrorizadora sonrisa comenzó a hablar – tengo mucha cosas que podría mostrarte, como grabaciones de voz, fotografías, capturas de pantalla, etc. Poseo una colección completa de material para molestar al amo, pero ¿qué gano con mostrártelas si es exactamente igual que tú las poseas? Se me ocurre algo mejor para obtener material de calidad, lograr que diga cosas que nunca antes ha dicho o capturar alguna situación que lo ponga en ridículo.... ¿Sabías que el alcohol como lo es la cerveza puede parecerse mucho a la soda? –


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 05/02/2014
Localización : Chile
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intromisión en la casa del amo (Ene)

Mensaje por Kano Shuuya el Lun Abr 21, 2014 4:28 am

Comenzó a escuchar atentamente a la peliazul en silencio para poder vislumbrar las intenciones que contenía aquel virus. Realmente sabía que disponía de mucho material que podía ridiculizar al moreno, y no tenía por qué compartirlo con él, era lógico. No ganaba nada mostrandoselo, no era un alma caritativa, sin embargo, la chica olvidaba un detalle muy importante. Había aceptado ser su aliada, y cuando el rubio era parte artifice de una broma, la dimensión de esta se agrandaba y quizás la gravedad también.

-No necesito esas imágenes y demás, por ahora, pero es una lástima que me subestimes tanto, Ene-chan~- su tono de voz intentó asemejarse a uno afligido pero finalmente uno con un cierto toque cariñoso y burlón cuando pronunció su nombre. De pronto se levantó y empezó a dar vueltas en circulos por la habitación como pensativo.

-¿Por qué conformarnos siempre con tan poco? Podemos aprovecharnos de nuestras cualidades en conjunto, es decir, piénsalo bien.-hizo una leve pausa antes de volver a hablar dejando ya de moverse inquieto y negó con la cabeza- Shintaro es bastante inocente, sin embargo, si probara la cerveza automáticamente dejaría de beber y con un sorbo no se va a emborrachar para nuestra desgracia.

Tras indicar algo que le resultó evidente al pensarlo con seriedad, ladeó suavemente la cabeza y una sonrisa amplia surcó sus labios, se cosió a su boca. Una sonrisa maliciosa, picara, traviesa y sobretodo un cierto toque juguetón, como si de un niño haciendo una diablura se tratase. Se acerco peligrosamente a la pantalla donde se encontraba Ene y le dió un pequeño toque en la frente aún siendo consciente de que aquel tacto no le alcanzaría nunca. ¿Se debía sentir sola? Aquella pregunta se esfumó de su cabeza rápidamente, no era una buena persona, no pensaba en el bien o estados animicos de los demás, sólo en los suyos. Aquella pregunta sólo surgió porque nunca había recapacitado seriamente que ella podía comunicarse con los demás pero no podía ser tocada, abrazada, acariciada, ni siquiera se le podía revolver el pelo como a una niña. Debía a veces ser duro. Pero.... pero, no es como si a él le preocupase ni nada parecido.

-¿No te sientes a veces....? -siseó suavemente, sus palabras le traicionaron. Era un experto en mentir , en engañar, en aparentar ser feliz cuando... ¡Era feliz! ¡Claro! ¡Él siempre era feliz! Se mordió el labio inferior hasta casi hacerse daño, estaba hablando de más, metiéndose en temas que no eran a lo que había venido. Por lo tanto, la palabra “sola” que finalizaba la pregunta nunca escapó de sus labios.

-Bueno, lo que quería decir, es que mirame-de pronto volvió a adoptar el aspecto de Shintaro abiertamente y ladeo suavemente la cabeza, aunque con la diferencia de que sobre su rostro portaba un amplio y grueso bigote bien cuidado y un sombrero mejicano- puedes hacer la foto más rídicula del mundo, e incluso una grabación- ya que incluso su voz se modificó para ser la de Shintaro. Cogió el gran sombrero color amarillo pastel e hizo una reverencia con una sonrisa mientras se tocaba el bigote.

-Cualquier situación que puedas imaginarte puedo hacerla, y con ello, necesito luego tu ayuda, tu manejas perfectamente la red, puedes distribuir esa imagen a todo el mundo, sería realmente divertido, y sobretodo si te aseguras que todos los del Mekakushi-dan puedan verla-su sonrisa de lado se dibujó en el rostro aún del moreno-O sino, hasta puedo hacer de Shintaro vestido de chica, quizás me vea hasta más mona que otras chicas de verdad-le guiñó un ojo con cierta coquetería. Abusaba de sus poderes, eso sólo hacia que la serpiente de su interior se apoderara cada vez más de su corazón y lo reemplazara, conviertiéndolo en el monstruo que él mismo se consideraba.

-¿Te parece buena idea?


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 30/01/2014
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intromisión en la casa del amo (Ene)

Mensaje por Takane Enomoto el Jue Abr 24, 2014 8:13 pm

¿Subestimarlo? No, definitivamente no era eso lo que hacía, sin embargo guardó silencio y se dedicó a escucharlo, y tenía razón, luego de meditarlo un rato se dio cuenta de que al fin y al cabo Kano podría hacer muy buenas bromas sin su ayuda, pero aún así le había pedido que fuese su aliada ‘dos cabezas piensan mejor que una’, una alianza equivale a trabajar juntos y así crear una gran broma.

Ya llevaba tanto tiempo dentro de la computadora que no pensó en los detalles como el ‘sabor’, eso había dejado de ser su prioridad ‘comunicarse era lo único que tenía en mente’ hasta el punto de llegar a creer que las palabras de su ‘amo’ eran verdaderas – Eres solo un muñeco que sabe hablar – si le agregaba la capacidad de pensar terminaba siendo cierto, solo era un virus imborrable en la computadora, aquel pensamiento la hizo ponerse algo triste y sin darse cuenta bajó un poco su cabeza, pero esto cambió cuando el chico fuera de la pantalla le dio un golpecito, era lo más humano que le pasaba hasta ahora, aquel golpe se sintió como si en realidad le hubiese llegado a su pequeña frente y sin pensarlo llevó su mano a ella, eso le hizo recordar muchas cosas, entre ellas la más importante fue el hecho de que – Era humana – pero había estado a punto de olvidarlo, y así una gran sonrisa se dibujó en su rostro, apareciendo junto con ello el brillo de sus ojos.

¡¿No te sientes a veces… qué?! esa frase incompleta la dejó algo preocupada… ¿a qué se refería?, pero eso daba igual, como era de esperarse se esfumó rápidamente de su cabeza ante la imagen del hikkikomori con bigote y sombrero que el chico rubio mostraba ante ella y trató de contener la risa, lo que claramente no logró, ya que una carcajada se escapó de sus labios, mas, al ver que le comenzaba a hablar, contuvo como pudo la risa, lo que se volvió algo fácil luego de notar algo extraño en el tono de voz del chico, por alguna razón sintió que había un poco de tristeza en sus palabras – es cierto que puedes actuar como el verdadero Shintaro ¡eso sería muy divertido! Pero los chicos del Mekakushi-Dan notarían enseguida que tú eres el de la foto, el maestro nunca se dejaría poner trajes ridículos y menos se vestiría de chica – él estaba dependiendo demasiado de sus poderes.

Kano, nunca te subestimaría ¡Eres una mente maestra en todo esto!, tienes suficiente material para ridiculizar completamente al amo pero no es bueno que te hagas pasar por alguien que no eres, ‘solo se tú’ y la broma será una de las mejores en la historia – dejó de hablar ya que sintió que se había pasado, tratando de corregir sus palabras con un – ¿no sería mas divertido si el verdadero cae en la broma? Luego me resultará muy fácil expandirlo por la red y hacer que llegue a los teléfonos de los chicos – terminó con una risita simpática mientras se volteaba.

También podría ser divertida la reacción del moreno al ver las fotos en la web, lo ridiculizaríamos por completo se decía la chica, pero en el fondo había algo que le impedía acceder a ello… ¿culpa? No, era algo más profundo, ella no quería llegar a lastimar al objetivo, solo quería molestarlo. Sin pensarlo se volteó nuevamente a mirar a su compañero diciéndole – No nos pasemos de la raya. –


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 05/02/2014
Localización : Chile
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intromisión en la casa del amo (Ene)

Mensaje por Kano Shuuya el Sáb Abr 26, 2014 6:11 am

De pronto vio como el sermón de la chica le hizo razonar unos segundos. No abusaba de sus poderes, tanto, es sólo que si los disponía no veía malo porque no usarlos a su favor, pero para su desgracia esta tenía razón, todo el mundo notaría la diferencia si el moreno llevara ropa tan extravagante o de mujer simplemente sin tener una gran cara de asco que resultaba bastante divertida y graciosa. Así que tenía que pensar otra idea para aprovechar la situación actual y gastare una de las mejores bromas de su vida.

-Oh, yo nunca me paso de la ralla, pero si podría resultar entretenida otra broma para que el pobre Shintaro-kun cayera~- susurró débilmente con una sonrisa de lado y un tono bastante impaciente. El problema que surgía en su cabeza era ¿qué broma era la adecuada? De pronto aquella idea que se ocultaba entre los archivos de su mente polvorientos salió de nuevo a la luz. Ya lo había intentado sin embargo nunca, nunca , nunca había conseguido que el moreno picara, pero ahora tenía el apoyo del virus para poder conseguirlo.

Se levantó del sillón y buscó por su habitación durante unos segundos, tenía que ver si poseía un elemento esencial de la broma, y para su suerte fue así. Una pequeña nevera en un rincón de la habitación. Era un hikkikomori, todo hikkikomori que se precie evita salir de su habitación a toda costa, y con todo lo que bebía ese idiota tener algo así en su propio cuarto era realmente casi algo necesario.

Se inclinó ligeramente para poder alcanzar la puerta y abrirla. Comenzó a ojear las botellas llenas de Moka-cola, y pensó que era una lástima no haberse traido nada de alcohol, para sustituirlo y así emborracharlo.

-¿Sabes?-comenzó a hablar mientras cogía una de aquellas botellas y las abría sin ningún pudor introduciendo una pequeña pastilla que si llevaba consigo- Siempre he querido ver a tu amo borracho, quizás sea aún más divertido, o quizás sea un estilo de borracho depresivo que se ponga a llorar, en cuyo caso...-hizo una dramática pausa en la que se vislumbró como su sonrisa se ampliaba- ciertamente también sería divertido-aquella última parte sonó con un cierto toque de crueldad camuflado en una mirada y sonrisa aparentemente inocentes.

Dejó aquella bebida a la orilla de dentro de la nevera, en aquella repisa y cerró rápidamente. Aquella pastilla ya la llevaba consigo ya que la broma inicial iba a ser un poco más leve pero ahora que había conseguido una aliada había que subir de nivel. Pudo ver como la peliazul titubeaba unos segundos y de pronto se sorprendió sólo durante unos instantes. ¿Esa cara era culpabilidad? ¿Remordimientos?

-No te preocupes pequeña Ene-chan~ si nos descubre, será culpa mía-indicó sabiendo que igualmente cualquier broma siempre acabaría acusado de ella, y para que colaborara la otra parecía necesitar sentirse segura por lo que era una buena idea. Tras haber dejado aquella pastilla se sentó de nuevo frente al ordenador y se quedó pensativo durante unos segundos. ¿Qué podía hacer con la red quizás de por medio para molestar a Shintaro? Mientras pensaba en eso, sólo pudo comenzar a pensar en ciertas palabras. ¿Sólo sé tú? Realmente sonó como una especie de anime o serie televisiva, pero esa era la vida real, y había dejado de ser él mismo, seguramente desde hace 10 años atrás.

-¿Propones entonces alguna idea? No temas por si crees que quizás es demasiado cruel, esas son las más divertidas, yo cargaré con la culpa, así que sólo dime~ siempre es bueno tener más ideas de reserva para contrastar y elegir-alzó el dedo indice mientras explicaba aquello y comenzó con descaro a mover el rato en busca de algo, más bien a trastear la información de Shintaro, por si podía sacar algo de provecho o de utilidad de la cantidad ingente de carpetas que se apilaban una dentro de otra. Pero de pronto, cambió de parecer bruscamente, y dejó de pinchar sobre carpetas para perseguir con el puntero a Ene y pincharle sobre la frente aguantándose la risa ligeramente.
-No pude contenerme , nunca lo había hecho y me hacia cierta ilusión-admitió.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 30/01/2014
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Intromisión en la casa del amo (Ene)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.